Ser Mujer

Mujer: esta podría ser la palabra más larga del mundo, y pues si, solo tiene cinco letras, pero en sí nos representa a todas y cada una de nosotras, que justas somos kilómetros y kilómetros de significados.

Ser mujer ha sido lo mejor que me ha podido pasar, pero no por eso creo que todo sea color de rosa. Llegar al mundo siendo mujer traer consigo una inmensa responsabilidad, porque de entrada, cuando nacemos, nuestras mamás nos abren un par de huecos en las orejas para diferenciarnos de los niños y ya con eso tenemos para decir que llegamos al mundo sufriendo el doble.

En la infancia nos tocan los juguetes más regulares, los más suaves, incoloros y con menos funciones, y entonces, si tenemos hermanos, debemos luchar por sus juguetes que tienen más botones, sonidos y colores.

En la adolescencia lidiamos con la indecisión de otro adolescente del sexo opuesto que no tiene ni idea de lo que quiere. Y pues nosotras tampoco sabíamos lo que queríamos pero no éramos tan obvias, sabíamos disimularlo.

Y a medida que vamos creciendo nuestras responsabilidades comienzan a aumentar, entonces si queremos casarnos pues también tenemos que prepararnos nuestro propio matrimonio. Y si decidimos ser madres, asumimos la responsabilidad de tener un niño adentro por nueve meses y también ser las responsables de traerlo al mundo. A los hombres les tocó el agua tibia, mejor dicho.

Definitivamente nacimos para ser el sexo fuerte, y por eso conmemoramos cada 8 de marzo como el día en el que las mujeres salimos a la calle a recordarle al mundo que somos nosotras quienes movemos este planeta y que si salimos a la calle con los cachetes colorados no es por pena, sino porque nos gusta echarnos rubor.

Mujeres, puede que la palabra que nos describe sea corta, pero tiene kilómetros y kilómetros de profundidad. Feliz día para todas.

Dónde comprar

¿Dónde Comprar?

Queremos que encuentres nuestros productos POMYS fácilmente y sin desplazarte; pensando en ti te ofrecemos estas opciones.