Yoga facial: por una piel radiante

Todo lo que necesitas saber está aquí.

Con el paso de los años, la piel de nuestro rostro, va perdiendo elasticidad, la producción de colágeno disminuye y así es que se forman las arrugas, y si esto nos preocupa tanto ¿por qué no tonificarla como lo hacemos con nuestro cuerpo? Porque sí, también puedes entrenar los músculos de tu cara, ¡para verte 10 años más joven!, esto puedes lograrlo practicando yoga facial y nosotros te enseñaremos cómo.

¿Qué es el yoga facial?

El yoga facial, es una técnica moderna, que básicamente lo que busca es tonificar, fortalecer y darle una mayor elasticidad a la piel, ¡para que esté siempre radiante! Esto lo logra a través de ejercicios y estiramientos de yoga, en el cuello y el rostro, que estimulan la circulación de la sangre y hace que traiga a la piel grandes beneficios. Así que es momento de ¡llevar el yoga a tu rostro! y empezar a gozar de todas las cosas buenas que trae para ti.

Algo que nos encanta del yoga facial, es que no solo ayuda a que nuestra piel se vea hermosa, sino que también mejora nuestro estado de ánimo, aumenta nuestra autoestima, mejora nuestra salud física y reduce el estrés. En resumen, esta técnica ¡es una maravilla! y hoy te contaremos todo lo que tienes que saber sobre ella.

7 Beneficios del yoga facial:

Cuando vamos creciendo, empezamos a valorar todas las cremas, serums, vitaminas, fluidos, herramientas y todo lo que nos ayuda a mejorar la apariencia de las arrugas, y le brinda luminosidad a nuestra piel, pero nunca se nos ocurre que la solución está literalmente en nuestras manos, no solo por el uso de todos estos productos que nos encantan, sino también porque nuestras manos, son la mejor herramienta para tonificar la piel de nuestro rostro y cuello, por medio del yoga facial.

Pero entonces, ¿cuáles son sus beneficios? Pues bien, el yoga facial tiene muchísimas cosas buenas como:

  1. ¡Le dice adiós a la flacidez! Como el yoga para el cuerpo, el yoga facial nos ayuda a tonificar la piel de nuestro rostro, dándole una mayor firmeza y haciéndola lucir renovada y luminosa.
  2. ¡Oxigena la sangre del rostro! Estimulando su circulación. Los ejercicios que se practican en el yoga facial, hacen que la sangre se mueva con mayor facilidad, en nuestro rostro.
  3. ¡Libera tensiones y despide el estrés! Con los estiramientos, logras llegar a un estado de relajación y calma, que te permite sentirte tranquila y llena de energía.
  4. ¡Previene las arrugas! Este es uno de nuestros favoritos, y estamos seguras que a ti también te encantará. El yoga facial, hace lo que muchas cremas no logran, ¡previene y disminuye las arrugas!
  5. Dato curioso: el yoga facial fortalece 57 músculos de tu cara, ¡¡57!! No lo olvides.
  6. Aumenta tu autoestima y te hace sentir y ver ¡hermosa! Este efecto es similar al que producen los ejercicios de yoga tradicional, ya que te permite concentrarte en el momento presente, la respiración y esto hace que tu amor propio y autoestima ¡no tengan límites!
  7. ¡Mejora la respiración! Sí, aunque parezca increíble, el yoga facial hace que tu respiración sea fácil y fluya como el aire, porque, para practicarlo, es importante que aprendas a tener una respiración consciente y profunda, y si lo haces regularmente forma en ti el hábito en el que aprenderás a respirar correctamente, inhalando por nariz y exhalando por la boca.

5 ejercicios de yoga facial:

Los estiramientos o ejercicios de yoga facial, son una muy buena forma para suavizar las expresiones de tu rostro, logrando relajar tu cara, cuerpo y mente. con 15 a 20 minutos al día ¡te sentirás renovada y tu rostro también! Así que hoy te enseñaremos algunos de los mejores ejercicios, para que los lleves de este artículo a tu realidad, y crees tu propia rutina de yoga facial. ¡Empecemos!

Antes de comenzar, es muy importante que limpies muy bien tu rostro, puedes hacerlo con tu Gel Limpiador Facial POMYS, Agua Micelar Desmaquillante de Rosas POMYS o Toallitas Húmedas Desmaquilladoras POMYS. ¡No olvides lavar muy bien tus manos!

  1. Ahora que estás lista, puedes empezar con un ejercicio para tu cuello, llamado ‘Neck Roll’. Es importante que encuentres el orden que más te gusta. Te recomendamos empezar de abajo hacia arriba.El ‘Neck Roll’, es un ejercicio súper sencillo, es posible que lo hayas practicado antes, solo que no lo conocías por ese mismo nombre; solo debes ponerte en una posición cómoda y mirando hacia el frente, gira la cabeza hacia la derecha hasta que quede alineada con el hombro. Manteniendo la posición, inclina la cabeza hacia atrás y cuenta 7 segundos, después repite el procedimiento hacia el lado izquierdo, y hazlo 3 veces por cada lado.
    Este estiramiento te servirá para tonificar los músculos del cuello, que es una de las zonas del cuerpo, en la que más se notan los años, así que cuídala y entrénala.
  2. ¡Este ejercicio te va a encantar! Porque sirve para disminuir la papada, y es súper sencillo, solo debes poner tu mentón sobre los dedos de tu mano derecha, y apoyar el codo sobre la mano izquierda, ¡haz un poco de presión! y respira profundo 5 veces, espera un momento y repite 3 veces más.
  3. Con la boca cerrada, empieza a recorrer con la lengua, la parte interior de tus labios, ¡hazlo en forma de círculos!, primero en una dirección y luego en otra. Repite esto 5 veces. Este ejercicio te servirá para evitar esas pequeñas arruguitas que pueden aparecer alrededor de los labios.
  4. Pellizca suavemente tu rostro con tu pulgar y dedo índice de ambas manos, empezando desde abajo y dirigiéndote hacia arriba. Esto activará la piel ¡poniéndola brillante!, y mejorará la circulación de la sangre. Hazlo por 30 segundos, y recuerda, ¡suavemente!
  5. El siguiente ejercicio, ¡es ideal para la famosísima pata de gallina! Con tus dedos índice, empieza a dar suaves toques alrededor del ojo. Es muy importante que empieces desde el entrecejo, pases por el párpado y termines en la ojera. Después, puedes abrir un poco más el círculo, empezando nuevamente por el entrecejo, pasando por las cejas y terminando cerca a los pómulos. ¡Repite todo en la dirección opuesta a la que empezaste!

Es muy importante que mientras haces cada uno de estos 5 ejercicios, mantengas una respiración profunda y consciente, inhalando por la nariz, reteniendo unos segundos la respiración, y exhalando por la boca.

Haz yoga facial ¡parte de tu rutina de ejercicios diaria! Esto es tan importante como mantenerte activa, y es posible que hasta ahora no le dieras la importancia que se merece, así que empieza, ¡nos lo agradecerás! Porque lo que hagas hoy por tu piel, ¡lo verás mañana!

Dónde comprar

¿Dónde Comprar?

Queremos que encuentres nuestros productos POMYS fácilmente y sin desplazarte; pensando en ti te ofrecemos estas opciones.